lunes, 9 de abril de 2012

Malformacion de los Genitales Masculinos


Hidrocele
Es un saco lleno de líquido ubicado en el escroto.
Causas
Los hidroceles son comunes en los bebés recién nacidos.
Durante el desarrollo normal, los testículos descienden a través de un conducto desde el abdomen hasta el escroto. Los hidroceles se presentan cuando este conducto no se cierra y el líquido drena desde el abdomen a través del conducto abierto. El líquido se acumula en el escroto, donde queda atrapado. Esto hace que el escroto se hinche.
Los hidroceles normalmente desaparecen después de unos cuantos meses después del nacimiento, pero pueden preocupar a los padres novatos. Algunas veces, un hidrocele puede ocurrir con una hernia inguinal.
Los hidroceles también pueden ser causados por:
  • Líquido u obstrucción en el cordón espermático (este tipo de hidrocele es más común en los hombres mayores).
  • Inflamación o lesión del testículo o el epidídimo.
Síntomas
El principal síntoma es una hinchazón testicular indolora que se siente como un globo de agua. Un hidrocele puede presentarse en uno o en ambos lados.


Varicocele
Es una dilatación de las venas a lo largo del cordón que sostiene los testículos de un hombre (cordón espermático).
Causas
Un varicocele se forma cuando las válvulas dentro de las venas que hay a lo largo del cordón espermático impiden que la sangre fluya apropiadamente. Esto hace que la sangre se represe, lo que lleva a una hinchazón y dilatación de dichas venas. (Se trata esencialmente del mismo proceso que lleva a la formación de las venas varicosas, que son comunes en las piernas).
Los varicoceles en general se desarrollan lentamente. Son más comunes en hombres entre 15 y 25 años de edad y se observan con más frecuencia en el lado izquierdo del escroto.
La súbita aparición de un varicocele en un hombre mayor puede ser causada por un tumor renal que puede bloquear el flujo sanguíneo a una vena. Esto es más común en el lado izquierdo que en el derecho.
Síntomas
Es posible que no haya síntomas.

Quiste de Epidídimo
Una patología bastante frecuente es la presencia de quistes en el epidídimo. Estas lesiones, generalmente benignas, se ubican principalmente en la cabeza del epidídimo. Son lesiones solitarias o múltiples con contenido acuoso, linfocitos, espermios y abundantes células descamadas. El número y el tamaño son variables pudiendo ir desde mm a cm. Ocasionan desde molestias inespecíficas hasta dolor intenso asociado con el aumento de volumen y la deformación secundaria del epidídimo. El tratamiento es quirúrgico y contempla su extirpación o la resección de un trozo de epidídimo que lo incluya. Todo el material obtenido debe ir a estudio anatomopatológico.






.
Torsión testicular

La torsión testicular se refiere a la torsión del cordón espermático del que se sostiene un testículo al resto del tracto genital. Dicho cordón espermático usualmente contiene los vasos sanguíneos que llevan irrigación sanguínea al testiculo, de modo que una torsión del cordón suele provocar una isquemia testicular asociada a dolor súbito que puede causar náuseas y vómitos. La torsión testicular es una urgencia quirúrgica y en caso de retraso, la isquemia puede conllevar a la muerte del testículo por necrosis. Si la cirugía se lleva a cabo dentro de las 6 primeras horas, se pueden salvar la mayoría de los testículos operados.

En el humano, la condición es más común durante el primer año de vida del varón y al comienzo de la adolescencia. Aproximadamente 5-12% de las torsiones testiculares durante la infancia ocurre en el período perinatal, definida como aquella que ocurre entre el período prenatal y el período postnatal hasta el mes de nacimiento.

Etiología

En la mayoría de los hombres, la porción posterior de los testículos se adjuntan al revestimiento interior del escroto por medio de una membrana llamada mesorquio, un pliegue de peritoneo que une las capas parietal y visceral de la túnica vaginal y une el conducto deferente al testículo.3 En los casos que el mesorquio no alcanza el testículo durante el desarrollo embrionario produce el llamado badajo de campana,4 2 5 un trastorno que se encuentra en cerca del 10% de los hombres, en quienes el testículo queda libre y «flotando» en la túnica vaginal, unido solo al cordón espermático.6 Esta anomalía congénita es un factor predisponente para la torsión testicular en pacientes no-neonatos. Actualmente no existe un examen clínico recomendado para detectar una deformidad de este tipo.

Las torsiones se denominan a menudo el "síndrome del invierno". Esto se debe a que a menudo ocurren en invierno, cuando hace frío en el ambiente. El escroto de un hombre que se ha acostado en una cama tibia suele estar relajado. Cuando se levanta y su escroto queda expuesto al frío de la habitación, se produce una contracción violenta del músculo cremáster interno, pudiendo causar una brusca torsión del cordón espermático.

Otros factores de riesgo son el traumatismo inguinal y la actividad física violenta.
Patogenia

Una torsión testicular ocurre con mayor frecuencia en ausencia de un evento predisponente. Entre 4 y 8% de los casos son resultado de un trauma, como una patada, una caída sobre la barra o el manubrio de una bicicleta, etc. Otros factores precipitantes incluyen un aumento del volumen testicular, a menudo asociado con la pubertad, un tumor testicular, antecedentes de criptorquidia y suele iniciarse durante la actividad física, sexual o con la exposición al frío ambiental.

Poco después de producirse la torsión, se inicia la congestión venosa y, posteriormente, se interrumpe el flujo arterial. En último término se produce un infarto hemorrágico de la totalidad del testículo. Al cabo de 4 o 6 horas de ausencia de flujo sanguíneo, puede quedar anulada la espermatogénesis del testículo afectado.

La torsión testicular bilateral es un evento, que no obstante ser raro y desafortunado, existe; por ello, se debe estar alerta sobre la posibilidad de torsión testicular contralateral en cualquier paciente, incluyendo recién nacidos con torsión testicular unilateral.
 Clasificación

La torsión testicular puede tener diferentes formas:

--Torsión testicular intravaginal, torsión del cordón espermático por dentro de la túnica vaginal peritoneal que lo rodea
--Torsión testicular supravaginal, que ocurre por fuera de la túnica vaginal incluyendo la túnica vaginal peritoneal que lo rodea
--Torsión de los anejos testiculares



Orquitis

Orquitis es la inflamación de uno o ambos testículos, causada con frecuencia por infección o traumatismo y una de las causas del escroto agudo y de azoospermia.
Causas
La orquitis puede ser consecuencia de una infección provocada por diversos tipos de bacterias y virus; generalmente es consecuencia de una epididimitis.
Entre los virus que provocan la orquitis debemos destacar el de las paperas; la orquitis causada por paperas suele aparecer en jóvenes mayores de 10 años y se desarrolla unos 4 o 6 días después de haberlas padecido, en este caso los afectados pueden sufrir además atrofia testicular. Las enfermedades de transmisión sexual como la gonorrea o la clamidia pueden ser causa de orquitis; además también puede desarrollarse en varones con brucelosis.

El pronóstico de esta enfermedad dependerá en gran medida de su causa, de forma que mientras los pacientes con orquitis causada por bacterias pueden recuperar la funcionalidad normal de sus testículos con el adecuado tratamiento, los hombres que padecen orquitis parótida tienen peor pronóstico ya que esta no se puede tratar, así quedan muchos de pacientes estériles.

 Signos y síntomas
    Inflamación escrotal.
    Testículo sensible, inflamado y con sensación de pesadez.
    Ingle edematizada y sensible en el lado afectado.
    Fiebre.
    Flujo uretral peneano a veces.
    Dolor al orinar (disuria).
    Dolor en la relación sexual o en la eyaculación.
    Dolor inguinal.
    Dolor testicular que puede empeorar por las evacuaciones intestinales o la tensión intestinal.
    Sangre en el fluido seminal.
    En ocasiones pus microscopico en el fluido uretral o en el sedimento urinario.

Epididimitis
Epididimitis es un término médico que se refiere a una inflamación del epidídimo, la estructura tubular detrás del testículo donde maduran los espermatozoides y que conecta el testículo con los conductos deferentes. Es un trastorno que resulta doloroso en varios grados y se suele acompañar con un enrojecimiento e hinchazón del escroto. La epididimitis es una de las causas más frecuentes de escroto agudo aunque rara vez puede ser una enfermedad crónica. Si el diagnóstico no se logra con la historia médica del paciente y su examen físico, un ultrasonido Doppler puede confirmar el aumento del flujo sanguíneo característico de un epidídimo inflamado.


Hipospadias

La hipospadias1 es una anomalía congénita por la que el pene no se desarrolla de la manera usual. El resultado es que la abertura del pene (el agujero de orinar o, en términos médicos, el meato urinario) se localiza en algún lugar en la parte inferior del glande o tronco, o más atrás, como en la unión del escroto y pene.

Definición y características

Esta malformación es debida a una fusión incompleta de los pliegues uretrales, lo que da lugar a que el meato urinario no se localice al final del glande, sino en algún punto entre éste y el perineo. La gravedad de la malformación depende precisamente de que sea más distal (más cerca del glande, por tanto más leve) o más proximal (más cerca de la base del pene y por tanto algo más grave).

Se trata de una malformación tanto urinaria como genital definida por dos elementos: un defecto ventral de la uretra y una incurvación ventral del pene; ambos elementos pueden comportar grados muy diversos y van acompañados de otros elementos malformativos.

En su manifestación más distal presenta un pene estéticamente casi normal, si bien cuando se trata de casos más graves (muy proximales) se pueden apreciar genitales casi feminoides. No obstante, lo habitual es encontrar casos intermedios, conllevando además otras anomalías, que van de lo estético a lo funcional, pasando por implicaciones psicológicas. Se puede dar incluso que la fertilidad se vea comprometida si se acompaña de otras malformaciones, como la presencia de testículos criptorquídicos.

Además, el prepucio no se desarrolla a veces totalmente, sino que forma una capucha sobre la cima del glande, quizás con adherencias al glande. El glande puede estar achatado y hendido por debajo, y la cabeza del pene puede inclinarse hacia abajo debido a la estrechez del tejido dentro del tronco (una anomalía llamada curvatura).

Por último pero no menos importante, puede haber una torcedura en el tronco del pene, con la cabeza rotada en un eje a la base del tronco.

Todo ello puede hacer que sea disfuncional tanto para la micción como para el acto sexual.

Para evitar en lo posible los efectos psicológicos que pueda provocar la hipospadias, se recomienda la operación temprana, de forma que antes de los tres años se solucione. Si se corrige en estas edades, no tiene consecuencias en la edad adulta.


Epispadias

Epispadias es un tipo infrecuente de malformación en el que la uretra termina en una abertura en la cara superior o dorso del pene. También puede desarrollarse en mujeres cuando la uretra se desarrolla en posiciones superiores a la normal, es decir, a nivel del clítoris o aún superior a éste. Se presenta en aproximadamente 1 en 120.000 hombres y 1 de cada 500.000 nacimientos de niñas. Una alteración embriológica opuesta hace que la apertura uretral esté en la cara inferior del pene, conocido como hipospadias. Ambos trastornos son causas frecuentes de infección urinaria a repetición en la infancia

HERMAFRODITISMO


El Hermafroditismo implica una discrepancia entre la morfología de las gónadas (testículos) y el aspecto de los genitales externos, conocido también como intersexualidad; estos trastornos intersexuales se clasifican según el aspecto histológico de las gónadas:

Hermafroditismo Verdadero:

Es consecuencia de un error en la determinación sexual, los individuos que presentan este trastorno suelen tener núcleos positivos que contienen cromatina sexual y el 70% de ellos posee una dotación cromosómica (46, XX), el 20% tiene mosaicismo (46, XX/46XY) y un 10% una dotación cromosómica (46, XY).Existe tejido tanto ovárico como testicular, más a menudo como ovotestis compuestos, pero en ocasiones con un ovario en un  lado y un testículo en el otro, los cuales carecen de funcionalidad, se forman ovotestis cuando se desarrollan tanto la médula como la corteza de las gónadas indiferenciadas. El fenotipo puede ser femenino o masculino, pero los genitales externos son ambiguos, pudiéndose encontrar testículos en forma de labios mayores, órgano que oscila entre el clítoris femenino y el pene masculino y toda clase de variantes. El tratamiento debe estar inclinado a favorecer el sexo por el cual figuran inscritos y al cual han adaptado su psiquismo, que generalmente es el femenino, haciendo en este caso posible una actividad sexual, que por pasiva, es plenamente factible mediante una intervención quirúrgica, creándose una vagina artificial.


  Hermafroditismo Falso:

Una condición caracterizada por la presencia de genitales externos de un sexo y gónadas y segmentos de las vías genitales internas de un sexo opuesto. Son posibles muchas combinaciones.


SEUDOHERMAFRODITISMO

En individuos con seudohermafroditismo, el sexo genésico indica un género y los genitales externos tienen características del otro género. Es relativamente frecuente y se calcula que su incidencia oscila alrededor de 1 en 1000.

·  Seudohermafroditismo Masculino:

Los individuos que presentan este trastorno sexual tienen núcleos negativos para cromatina y una constitución cromosómica 46, XY. Los varones con seudohermafroditismo son varones genéticos con genitales externos feminizados, que se manifiestan más a menudo con hipospadias (abertura uretral sobre las superficie ventral del pene) o fusión incompleta de los pliegues urogenitales o labioescrotales. Estas anomalías se deben a la producción inadecuada de testosterona y FIM por los testículos fetales, los defectos genéticos de la síntesis enzimática de testosterona por los testículos fetales y la diferenciación de las células intersticiales de Leyding originan esta anomalía por virilización inadecuada del feto masculino.

Los casos de seudohermafroditismo masculino pueden se clasificados en dos grandes grupos, a saber:

a)       Virilización puberal insuficiente, con genitales externos ambiguos. Es el resultado de una incapacidad del testículo, que produce cantidades insuficientes de hormona masculina (andrógeno) para estimular el desarrollo normal de los genitales.

b)       Desarrollo de mamas en la pubertad, con genitales externos y fenotipos femeninos. Estos pacientes presentan una vagina corta con fondo ciego, ausencia de útero y trompas, y cariotipo XY. Se discute la causa de estas anomalías y algunos admiten que puede ser la consecuencia de la incapacidad de los tejidos del paciente de reaccionar a cantidades de hormona androgénica.

Existen también las anomalías que se limitan a anormalidades de las estructuras genitales definitivas características de un sólo sexo, a continuación se describirán las más conocidas, que pertenecen a las anomalías relacionas con el aparato genital masculino.


AGENESIA DEL GENITAL EXTERNO

Es un trastorno muy poco frecuente. Es la ausencia congénita del pene, debido a la falta del desarrollo del tubérculo genital que resulta de las interacciones inadecuadas entre el ectodermo y el mesénquina a lo largo de la séptima semana, por lo general; la uretra se abre hacia el periné en la proximidad del ano.

Los testículos y el escroto son normales.


PENE BÍFIDO Y PENE DOBLE:

Se desarrolla debido a la falta de fusión de las dos partes del tubérculo genital; la formación de dos tubérculos origina un pene doble. éstas anomalías se asocian generalmente a extrofia vesical, también pueden estar relacionadas con anomalías del aparato urinario y ano imperforado.




 MICROPENE

El pene tiene un tamaño muy pequeño y esta oculto por la grasa suprapúbica. Es el resultado del estímulo androgénico insuficiente para el crecimiento de los genitales externos. Habitualmente es causado por hipogonadismo primario o por disfunción hipotalámica o hipofisiaria. Por definición, el pene, medido a lo largo de la superficie dorsal desde el pubis hasta el extremo mientras se lo mantiene extendido contra una resistencia, tiene una longitud de 2,5 desviaciones estándar por debajo de la media.


 PENE RETROESCROTAL

Conocido también como transposición del pene y escroto, en esta anomalía el pene se encuentra detrás del escroto. Se debe a que los pliegues labioescrotales no se desplazan en dirección caudal al fusionarse para formar el escroto; inclusive puede formarse delante del tubérculo genital y luego fusionarse.







TESTÍCULOS ECTÓPICOS

Anomalía muy rara, después de atravesar el conducto inguinal, el testículo se puede desviar de su trayectoria habitual de descenso y alojarse en diversas localizaciones abdominales.

·  Intersticio (externo a la aponeurosis del músculo oblicuo externo)

·  Porción proximal de la cara media del muslo

·  Dorsal al pene

·  En el lado opuesto (ectopia cruzada)

Todos estos tipos de testículo ectópico son poco comunes, pero la ectopia intersticial ocurre con mayor frecuencia. El testículo ectópico se produce cuando el gubernáculo pasa a una localización anómala y el testículo lo sigue.


 HERNIA INGUINAL CONGÉNITA

Se trata de hernia del contenido abdominal hacia un saco preformado que no es más que un proceso vaginal permeable. Se distingue del hidrocele congénito en que el cuello del proceso es de amplitud suficiente para permitir el paso de cierta parte del contenido abdominal. Este fenómeno se acompaña a veces de descenso testicular incompleto.

En condiciones normales, la parte del proceso vaginal que se encuentra entre la túnica vaginal y el peritoneo se obstruye poco antes del nacimiento. Este trastorno es mucho más común en el varón que en la mujer. El tratamiento de elección es la cirugía; el contenido herniario se devuelve hacia el abdomen y se extirpa el saco.


 INVERSIÓN ANTERIOR DEL TESTÍCULO

Este trastorno es una anomalía común, el epidídimo esta situado hacia adelante, y el testículo y túnica vaginal hacia atrás. éste trastorno puede producir confusión en el diagnostico de las enfermedades testiculares.

INVERSIÓN POLAR DEL TESTÍCULO:

Es una anomalía muy rara, dónde el testículo se encuentra invertido en el escroto


Criptorquidia
Los testículos no descendidos ocurren cuando uno o ambos testículos no logran bajar al escroto antes de nacer.

Causas

En la mayoría de los casos, los testículos de los niños descienden para cuando el niño tiene 9 meses de edad. Los testículos no descendidos son bastante comunes en los bebés que nacen antes de tiempo (prematuros) y se presentan en un 3 a 4% de los bebés a término

Una vez que se ha encontrado el testículo en el escroto, se considera que ha descendido, aun si está retraído temporalmente durante un examen posterior.

Algunos bebés tienen una afección llamada testículos retráctiles, por la cual el médico algunas veces no puede localizar los testículos. Esto se debe al reflejo muscular que retrae los testículos y al pequeño tamaño de estos antes de la pubertad. Los testículos descienden durante la pubertad y no es necesaria la cirugía.

Los testículos que no han descendido para cuando el niño tenga un año de edad se deben evaluar. Los estudios sugieren que se debe realizar una cirugía a esta edad. La intervención puede reducir la probabilidad de un daño testicular permanente, lo cual puede llevar a problemas de esterilidad posteriormente en la vida.

Los testículos que no descienden de forma natural al escroto se consideran anormales. Un testículo no descendido tiene una mayor probabilidad de presentar cáncer incluso si se baja hasta el escroto. El otro testículo también es más propenso a padecer cáncer, incluso si descendió apropiadamente.

El hecho de descender el testículo al escroto mejora la producción de esperma e incrementa las posibilidades de una buena fertilidad. Igualmente le permite al médico examinar el testículo para detectar cáncer a tiempo.

En otros casos, no se puede encontrar ningún testículo, incluso durante la cirugía. Esto puede deberse a un problema que ocurrió mientras el bebé aún se estaba desarrollando en la madre (congénito).

Síntomas

Por lo general, no hay síntomas, excepto que no se puede encontrar el testículo en el escroto (esto se puede describir como un escroto vacío).






TODA LA INFORMACION CONTENIDA EN ESTE ARCHIVO PERTENECEN A LAS PÁGINAS:
--Medline Plus
--Monografias

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada